Buscar
  • Borja

FOTOGRAFIANDO DESDE LA PARED

Actualizado: 23 de oct de 2020


Siempre que preparo una sesión de fotos planifico bien qué equipo llevar, miro las condiciones que tendré, estudio la luz que habrá en el lugar, busco inspiraciones…

Esta sesión era especial. Se trataba de fotografiar en una jornada de escala deportiva a 3 Friends de Ternua. Eilleen Jubes, Gorka Karapeto e Iker Madoz se iban a juntar en Etxauri y yo iba a poder fotografiarlos haciendo lo que les gusta, y lo que saben, escalar.

Para poder volver de Etxauri con un buen material necesitaba tener en cuenta tanto el equipo fotográfico que llevaría como el equipo necesario para subir por la pared de manera autosuficiente sin influir en la escalada.




En este caso decidí llevar como equipo principal una cámara con un 16-35mm 2.8. Quería poder conseguir ese efecto de “patio” que tanto nos gusta a los escaladores. Para detalles llevé una segunda cámara APS-C con un 35mm 1.4, lo que en la práctica es como un 50 casi. Por supuesto, baterías extra, otro objetivo 24-70 en caso de querer probar otras cosas, tarjetas de memoria etc.

Para poder subir por la pared de manera autónoma fijaríamos unas cuerdas por las que yo me movería. Para ello llevé un jumaar, pedal, grigri, polea, cuerda semi-estática, arnés, mosquetones y alguna cinta express que utilizaría para cambiar mi posición respecto a la pared. Por suerte, Iker me trajó una “banqueta” para poder estar más cómodo cuando estuviese colgado y menos mal que la trajo, sino no habría aguantado tanto tiempo colgado del arnés.




Estuvimos en el sector “Kale Borroka”, que ya se conocen muy bien. Iker subió un par de vías “para calentar”, y lo pongo entre comillas porque la dificultad en el sector no baja del séptimo grado, y para fijar las cuerdas. Una vez fijadas era mi turno, me tocaba subir, ponerme en posición y hacer lo que yo se, sacar fotos!




Al ser una sesión con el objetivo de conseguir fotografías suyas escalando, y no, por ejemplo, documentar una vía de máxima dificultad o un proyecto personal de escalada, había poca tensión y podíamos ir haciendo distintas tomas. Hablar, repetir algún paso, descansar mientras yo progresaba por la cuerda hacia arriba o me balanceaba para cambiar de punto de vista…

Al final tuvimos una jornada muy divertida, con distintos pegues, muchas fotos y más tiempo con los pies en el aire que sobre el suelo. ¿El resultado? Podéis decidme vosotros qué os parece!





Entradas Recientes

Ver todo